Cómo funcionan los algoritmos de Facebook, Instagram y Twitter


Autor:

Vázquez Barrera Ana Celia


El algoritmo del feed de noticias de Facebook.

El botón de “me gusta”, implementado en 2007 – tres años después del lanzamiento de la red social – fue el primer cambio significativo del algoritmo dirigido a mapear el nivel de relevancia de un contenido para los usuarios. La estrategia se desarrolló hasta que en 2016 se lanzaron las reacciones, otros botones que tienen como objetivo ir más allá de la aprobación de una publicación: buscan medir el compromiso que ella genera, recibiendo feedbacks positivos y negativos. 1. Origen de la publicación La relevancia de los contenidos y el compromiso con otros usuarios o páginas eran medidas por los “me gusta”, compartidos y comentarios. En ese momento, fueron lanzadas las Preferencias del Feed de Noticias, para empoderar al usuario en la elección de lo que realmente quería ver. 2. Relevancia de la publicación Con base en el historial de interacciones, el algoritmo de Facebook puede predecir cuándo una publicación “gustará”, tendrá clic, comentada o marcada como spam.

1. Origen de la publicación

La relevancia de los contenidos y el compromiso con otros usuarios o páginas eran medidas por los “me gusta”, compartidos y comentarios. En ese momento, fueron lanzadas las Preferencias del Feed de Noticias, para empoderar al usuario en la elección de lo que realmente quería ver.

2. Relevancia de la publicación

Con base en el historial de interacciones, el algoritmo de Facebook puede predecir cuándo una publicación “gustará”, tendrá clic, comentada o marcada como spam.

El algoritmo de Timeline en Twitter

La red social cambió de posicionamiento y comenzó a dar la opción al usuario para decidir si quiere ver las informaciones en orden cronológico o por relevancia con el nuevo algoritmo. Esto se hizo con el desarrollo de dos alternativas para la definición de los tweets que se muestran en el timeline: “mientras estuvo ausente” y “mejores tweets primero”.

La primera opción, “mientras estuvo ausente”, fue creada en 2015 y actúa sobre los usuarios que acceden a la red social pocas veces al día, para que no pierdan actualizaciones importantes en las cuentas con las que más interactúan.

La segunda posibilidad, implementada en 2016, se basa en el cálculo sobre la relevancia del contenido para los usuarios. En este caso, el orden cronológico de las publicaciones se deja de lado, y el contenido se muestra de acuerdo con la probabilidad de generar compromiso.

No hay un número máximo de mejores publicaciones, aunque el promedio no pasa de 12. Lo más importante aquí es que, de todos modos, el usuario acepta que todos los tweets de su timeline sean mostrados por orden de relevancia.

El algoritmo del feed del Instagram

Hasta el año 2014, Instagram no poseía ningún algoritmo que monitoreara individualmente las actividades de los usuarios para sugerir fotos en su pestaña “explorar”. Ahí se mostraban las publicaciones más populares entre todos los usuarios, sin ninguna dirección específica. Además, el timeline mostraba las publicaciones en orden cronológico, sin tener en cuenta su relevancia.

Sin embargo, al ser adquirido por Facebook, Instagram pasó a enfocarse en mejorar la experiencia de sus usuarios, ya que se estimaba que no veían el 70% de las fotos de sus feeds en sus visitas a la red social.

A partir del nuevo algoritmo, el orden de las publicaciones en el feed del Instagram pasó a ser definido por los siguientes factores:

Número de “me gusta” y comentarios, para medir el compromiso;

Nivel de interacción con el usuario del origen del post;

Horario de la publicación, para que la red social no pierda la característica cronológica de la visualización;

Para quien el usuario envía mensajes directos y el tipo de contenido compartido con estas personas.


     

 

Comentarios